Desde 2014 cuando creamos Herbolario para animales Sol de invierno hemos visto cómo crecía el interés por una forma de cuidar a los animales más natural y acorde con su naturaleza. Hemos sido testigos de cómo iba creciendo el número de personas que se interesaban por una alimentación, productos y terapias naturales para prevenir la aparición de enfermedades o afrontarlas de una forma menos agresiva y más holística.

También hemos observado como aumentan las veterinarias integrativas y holísticas. Una de ellas es Anna Barberán Bultó, fundadora de la clínica Pura Vida Animal en Reus, Tarragona. Una vez finalizada la carrera de veterinaria, Anna decide profundizar en la medicina holística y empieza por la homeopatía, sigue con la nutrición, la Medicina Tradicional China, la medicina Ayurvédica, la psicosomática clínica y la Zoofarmacognosis aplicada.

En la siguiente entrevista tenéis un resumen de nuestra conversación con ella:

Te defines como veterinaria holística, ¿cómo es una consulta contigo?

En primer lugar destacaría que integro mis conocimientos en Medicina Tradicional China (MTC), Ayurveda, nutrición, homeopatía, fitoterapia, zoofarmacognosis aplicada, a la clínica habitual y lo que busco es el detonante que ha generado el desequilibrio actual, la enfermedad, es decir, su causa. Y no trato únicamente los síntomas, sino que también trato la causa. No concibo la clínica veterinaria sin tener en cuenta todos los factores ambientales, genéticos, nutricionales, emocionales…

En concreto, una consulta de veterinaria holística consiste en una buena anamnesis del paciente. Esto significa que se pregunta no solamente los síntomas que tiene, sino la nutrición que lleva, si los síntomas han coincidido con algún evento puntual (emoción), la modalidad de los síntomas, es decir, si mejora o empeora en algún momento del día, con algún tipo de comida, en alguna estación del año, con el frio o el calor, etc.

Después, identifico la constitución del paciente. Todos nacemos con una constitución física que hace que seamos más propensos a padecer una enfermedad u otra. Tras reunir toda esta información, realizo una exploración exhaustiva. Observo como está en la consulta, movimientos, expresiones y actitud. Analizo la piel, el pelo, secreciones, pulsos, lengua, los puntos reflejos de cada órgano… cosas a las que no prestaba atención cuando trabajaba como clínica convencional. Si es necesario, también pido pruebas complementarias como análisis de sangre, radiografías, etc.

Finalmente, se ponen en común todos los hallazgos clínicos junto con la historia y constitución del paciente y se saca una conclusión (diagnóstico/causa). Y se trata de la manera más inocua para ese paciente. No todos los pacientes son candidatos para todas las terapias/tratamientos.

Las consultas veterinarias holísticas duran más tiempo por este examen tan exhaustivo y porque respetamos los tiempos de cada paciente para generar confianza y que la experiencia al veterinario no sea un evento traumático que no ayuda al tratamiento.

Sabemos que aplicas la medicina ayurvédica en animales, ¿nos puedes comentar más al respecto?

La medicina Ayurvédica es la medicina tradicional de la India y la más antigua que se tiene constancia. Además, la OMS considera a la MTC y a la medicina Ayurvédica como las medicinas más completas. Si miramos el significado de la palabra Ayurveda, veremos que “ayur” significa vida y “veda” significa ciencia o conocimiento. Por lo tanto, Ayurveda es la ciencia o el conocimiento de la vida. Su objetivo es mantener la vida y vivirla plenamente, no solo físicamente, sino también emocional y mentalmente.

Además de prevenir, el Ayurveda también trata desequilibrios, es decir, enfermedades. Utiliza sobre todo la nutrición, pero también ciertas rutinas diarias y estacionales, cuidados personales en lo que se refiere a higiene, masajes, etc.

Como cada individuo es único y diferente, las pautas de vida, de alimentación u otros tratamientos, serán diferentes. El Ayurveda considera que desde que nacemos, poseemos una constitución predeterminada, que nos marca a nivel físico, mental y emocional, así como a nivel fisiológico. Esta constitución determinará, entre otras cosas, el funcionamiento de nuestros órganos, cómo serán nuestras digestiones o cómo dormiremos.

¿Cómo se pone en práctica el Ayurveda con los animales?

Para poder hacer el tratamiento a medida, primero tenemos que analizar la constitución de cada animal (prakruti) o los desequilibrios que pueda tener en ese momento (vikruti).

Aunque se pueden aplicar masajes a animales y meditar con ellos, el Pranayama y el Yoga se lo aplican ellos solos. Por lo tanto, nos centramos en la nutrición Ayurvédica y la fitoterapia.

En cuanto a la fitoterapia, no utilizo muchos remedios Ayurvédicos por dos razones. Por una parte, porque tengo otras plantas más cercanas que hacen efectos similares. Y, por otra, porque, por razones geográficas, resonamos más con una planta cercana en lugar de con una planta que crece a miles de kilómetros.

Con respecto a la nutrición, un proverbio Ayurveda dice: “Cuando la alimentación es buena, la medicina no es necesaria, y cuando la alimentación es mala, la medicina no es efectiva”. Eso sí, cada animal tiene unas necesidades alimentarias diferentes.

No hay “superalimentos” o fórmulas que vayan igual de bien para todos. Hay animales que toman alimentación natural con suplementos y “superalimentos” de calidad y siguen teniendo problemas digestivos, de piel… En estos casos, no se ha tenido en cuenta que hay alimentos que a ese animal, en concreto, no le son favorables.

Por ejemplo, si su constitución es mayormente pitta, significa que tiene una capacidad digestiva muy alta y una temperatura corporal elevada, por lo tanto, una dieta cruda, puede ser una muy buena opción. Pero si, por el contrario, su constitución es vata, que tiene una capacidad digestiva muy irregular, con tendencia a los gases y al estreñimiento, con una temperatura corporal menor, este tipo de alimentos, no son nada recomendables.

Además, en la Medicina Ayurvédica influye la calidad de los alimentos e incluso los utensilios con los que se cocinan, ¿verdad?

Efectivamente, si el alimento no es de calidad o no se cocina con utensilios de calidad nos aportará una serie de substancias que no nos nutren y dan un trabajo extra a nuestro organismo para eliminarlos. Incluso muchos de ellos se pueden ir acumulando y dar lugar a varios desequilibrios.

Los alimentos procesados están llenos de conservantes, colorantes, y estabilizantes industriales. Además, las frutas y verduras cultivadas a gran escala contienen restos de pesticidas, herbicidas, fungicidas, ceras, etc. Todos estos aditivos y otras sustancias restan nutrientes a su alimentación, sobrecargan el sistema digestivo con elementos que no aportan ningún beneficio al organismo, al contrario, le dan trabajo para eliminarlos. Y en el peor de los casos, muchas veces contienen sustancias nocivas como los disruptores hormonales.

La Naturaleza es sabia y siempre da lo mejor en cada momento y en cada clima. Por esta razón, dentro de nuestras posibilidades, siempre tendríamos que escoger productos ecológicos, locales y de temporada. Así evitaríamos en gran medida tóxicos químicos industriales que pueden perjudicar de manera importante la salud. Por eso los “detox” son tan importantes, también en nuestros peludos.

Creo que está habiendo en general, un gran cambio de conciencia a nivel personal. Las personas cada vez somos más conscientes de los problemas medioambientales y su repercusión en la su salud.

Sin embargo, todavía en muchos casos se alimenta a perros y gatos con alimentos muy procesados. De hecho, alrededor el 80% de las visitas en la clínica son por culpa de una alimentación inadecuada.

Anna Barberán en su consulta de Pura Vida Animal (Reus)

¿Empleas un enfoque ayurvédico en todas tus consultas o en especial en algunos casos?

El Ayurveda comparte muchas bases con la MTC, que es la utilizo a diario en la clínica, tanto para tratar como para mantener/prevenir. Utilizo la medicina Ayurvédica en algunos casos, más que en tratamiento, en mantenimiento.

Por ejemplo, cuando hago asesoramientos nutricionales y propongo alimentos para utilizar en los menús, tengo en cuenta la constitución Ayurvédica de ese paciente. También lo tengo en cuenta, a la hora de escoger un menú cocinado, el tipo de cocinado, o un menú crudo/BARF.

Los resultados son una buena asimilación de los nutrientes y resolución de los desequilibrios producidos por una alimentación inadecuada.

El miedo que sufren muchos animales, sobre todo perros, a los ruidos fuertes como los de los petardos y, en general, los miedos se relacionan con el riñón y la vejiga en la MTC, ¿qué opinas de estas correlaciones físicas a la hora de tratar problemas de conducta?

Creo que es algo que siempre hay que tener en cuenta. Los problemas de conducta son un tema que da muchísimo de sí. Para mí es imprescindible conocer el lenguaje de cada especie y entender el comportamiento natural de especie. Es decir, es imprescindible el trabajo de un buen etólogo o educador.

Traumas o emociones sin digerir, también pueden generar problemas de conducta. Cuando no nos sentimos bien, inevitablemente nuestra conducta cambia, a veces no sabemos ni por qué estamos así nosotros, ¡imagínate ellos! Además, no nos lo cuentan. Por eso es tan importante saber leerlos, empatizar, conocerlos, entenderlos…

En definitiva, muchos problemas de conducta se solucionan en la clínica veterinaria holística.

¿Y al contrario? ¿Sueles detectar trastornos de conducta a partir de problemas físicos? ¿Colaboras con etólogos o educadores caninos/felinos?

Sí, hay muchos problemas físicos que pueden desencadenar problemas de conducta, empezando por la nutrición, siguiendo por la flora intestinal o una deficiencia o exceso energético en cualquier órgano que puede desencadenar una migraña, emociones desagradables… Un problema musculoesquelético también puede generar un problema de comportamiento.

Por ejemplo, uno dolor muscular crónico puede producirse por un estancamiento en el hígado. Cuando desbloqueamos ese hígado, el paciente vuelve a ser el que era. O un problema de ligamentos provocado por una alimentación deficiente.

Hay varios educadores caninos y felinos que derivan a sus clientes a mi clínica para poder detectar dónde está el desequilibrio y así poder solucionar el problema de conducta.

Finalmente, nos gustaría conocer tu experiencia con varios productos naturales que, en nuestra experiencia, están resultando muy efectivos:

CBD: para mi es como un “comodín” tiene tantas propiedades terapéuticas diferentes que es un recurso muy útil en varias patologías, una de las más conocidas es el cáncer.

Artemisia Annua: planta estrella para la inmunidad, además gracias a sus propiedades antiparasitarias se utiliza en el protocolo convencional para prevención y tratamiento de leishmaniosis

Micoterapia: he tenido resultados muy sorprendentes con el hongo melena de león en problemas digestivos, pero, en general, ¡todos los hongos medicinales son maravillosos!