Las enfermedades acechan y el envejecimiento es imparable también para nuestros perros y gatos, pero siempre es posible ayudarles a preservar su salud y tener vitalidad. No es complicado, solo hay que ayudar al ejército que tienen (como tú) en su organismo: el sistema inmune.

¿Qué son las defensas?
El sistema inmune se compone de células, moléculas y microbios de gran variedad que comparten una misión: mantener el equilibrio del organismo, es decir, preservar la salud. De forma genérica se habla de “las defensas” del cuerpo, pero cada miembro de este ejército tiene una misión específica, unos identifican las sustancias tóxicas, otros eliminan los microbios y otros elementos nocivos, etc. Sus canales de actuación son la sangre y el sistema linfático. 

Una alimentación inadecuada, la excesiva medicación, las emociones negativas como el estrés, el miedo o la ansiedad son algunos de los factores que influyen negativamente en el estado del sistema inmune. Hay que prestar especial atención a la digestión y la microbiota intestinal, ya que el 70% de las células del sistema inmune se alojan en el sistema digestivo. 

¿Cómo reforzar el sistema inmune de nuestros perros y gatos?
Si potenciamos el sistema inmune de nuestros perros y gatos, les estaremos permitiendo defenderse de forma natural y por sí solos, de muchas dolencias y también podrán disfrutar de una mejor calidad de vida en caso de enfermedades crónicas. Además, les ayudaremos a  envejecer con más vitalidad. ¿Cómo hacerlo?

Nuestras recomendaciones básicas son: 

  • Suplementos a base de plantas y hongos medicinales que estimulan la función del sistema inmune. Seguro que conoces muchos de estos remedios naturales a base de: equinácea, propóleo, reishi, astrágalo, ginseng siberiano (eleuterococo), ajo, cúrcuma o regaliz
  • Prebióticos y probióticos para mejorar la microbiota intestinal.
  • Dieta natural. Aconsejamos la dieta BARF cruda o ligeramente cocinada, y como segunda opción, la comida húmeda elaborada con ingredientes ecológicos. Si quieres una consulta de nutrición natural prestada por una veterinaria, puedes reservarla aquí.
  • Equilibrio emocional. Si tu perro o gato se comporta de forma inusual o ha sufrido un trauma, le puedes ayudar con terapias naturales como las flores de Bach, la aromaterapia y/o consultando a un etólogo
  • En otoño e invierno, especialmente, cuando se producen drásticos descensos de temperatura que afectan al sistema inmune, es muy importante abrigar a tu perro al salir a la calle y secarle bien si vuelve mojado por la lluvia. Presta atención también a su cama, que tenga una mantita y no la sitúes en una corriente de aire.

Veterinaria integrativa y sistema inmune
Como todas las veterinarias integrativas con las que hemos tenido contacto hasta ahora, los expertos en fitoterapia y autores de “Herbs for pets”, Gregory L.Tilford y Mary L. Wulff, afirman que el excesivo uso de antibióticos, esteroides y vacunas afecta al funcionamiento natural del sistema inmune. En nuestra opinión, cada caso es único y es el veterinari@ el que debe escoger las herramientas más idóneas para preservar y mejorar la salud de un animal.
Por nuestra parte, en lo que respecta a potenciar el sistema inmune, incidimos, lógicamente, en un enfoque holístico basado en una dieta natural y una suplementación idónea, así como en prestar atención también al estado emocional del animal. Y, por supuesto, en la importancia de la prevención.
Si cuando llega el frío o con el cambio de estación muchos de vosotr@s tomáis un suplemento de equinácea o reishi para “subir defensas”, ¿por qué no hacerlo también con vuestro perro o gato?

En nuestras secciones de sistema inmunológico y reconstituyentes para perros o gatos, tenéis diversas opciones para estimular las defensas de vuestros peludos. 

Recordad que nuestros productos llevan una dosificación recomendada y tienen distintos formatos: pastillas, polvo o extractos en líquido, por lo que te será muy fácil administrarlos en la comida, bebida o directamente en la boca, según cada caso. 

Para conseguir una mayor efectividad, sobre todo en patologías graves, te aconsejamos consultar con un veterinario integrativo, es decir, que tenga conocimientos de fitoterapia y nutrición natural, ya que te podrá prescribir una dosis específica para tu perro o gato. Si no conoces a ninguno, quizá podamos ayudarte poniéndote en contacto con uno. Escríbenos: informacion@herbolariosoldeinvierno.es