La Oligoterapia defiende que los oligoelementos juegan un papel vital en el buen funcionamiento del organismo porque son cofactores enzimáticos que favorecen el equilibrio del metabolismo. Son catalizadores de las enzimas, es decir, aceleran las reacciones químicas en las células sin dañarlas. Una alimentación inadecuada, con subproductos cárnicos, productos transgénicos y aditivos artificiales, o factores que dificultan la asimilación de los nutrientes como pueden ser el estrés o  los parásitos internos provocan un déficit de oligoelementos. Éste produce un desequilibrio en la salud y la aparición de la denominada enfermedad funcional. ¿Qué significa esto? Que el organismo sigue “funcionando”, pero no a pleno rendimiento. Aparecen síntomas de desequilibrio, de enfermedad, aunque las pruebas médicas convencionales no señalen un mal funcionamiento de los órganos. Además, se suelen dar varios “malestares” a la vez. En el caso de los animales, algunas señales del déficit de oligoelementos podrían ser que un perro que siempre come en su comedero, comience a llevarse la comida a otro lugar, o uno que siempre duerme en un lugar, prefiera irse a otro lado de la casa; que empiecen a producirse cambios de comportamiento repentinos y sin causa aparente; que le surjan alergias de un día para otro, etc.

Para determinar si esos desequilibrios y malestares se deben a la falta de oligoelementos hay que observar atentamente el comportamiento y síntomas del animal y efectuar algunas pruebas veterinarias convencionales como son los análisis de sangre y orina, a modo de comprobación. Con ello es posible encuadrarle en uno de los cinco denominados “terrenos”, modelos de reacción frente a agresiones externas y, en definitiva, a las enfermedades. De forma muy abreviada, y siguiendo la clasificación que escuchamos de una pionera en terapias alternativas para animales en España, la profesora de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, Concepción García y Botey, los síntomas de los diferentes “terrenos” son:

Hiperreactivo: el animal se levanta cansado, pero se va activando a medida que avanza el día y por la noche está muy activo y con ganas de jugar. Se suele dar en animales cariñosos, pero también a veces en otros nerviosos, inestables, tímidos e incluso reactivos. Pueden mostrar distintos síntomas de alergia como episodios de asma, rinitis o ezcemas; problemas digestivos relacionados con el hígado, dolores articulares o taquicardias.

Hiporreactivo: el animal no tiene energía por la noche y se muestra triste o distraído al ponerse el sol. Aunque son animales equilibrados, parece que siempre están cansados y no les interesa el entorno. Pueden sufrir infecciones en las vías respiratorias, cistitis, hipotiroidismo, irritación en la piel con picor, problemas inflamatorios en el intestino o trastornos linfáticos.

Distónico: el animal está muy cansado durante todo el día y suele mostrarse nervioso o ansioso. Es típico de animales senior y puede reflejar trastornos neurovegetativos o circulatorios. También es muy sensible a los ruidos.

Anérgico: aunque no sea un animal mayor, está cansado y alterna periodos de euforia con otros de agresividad. Puede sufrir ataques de hambre, tener conductas compulsivas, inquietud nocturna y desarrollar miedos y fobias.

Desadaptativo: el animal puede sufrir un trastorno endocrino que se refleja en periodos de hambre repentinos, somnolencia, cansancio sin motivo aparente y cambios bruscos de comportamiento.

Una vez determinado el “terreno” del animal, se eligen los oligoelementos más indicados para suplementarle. Por supuesto, también habría que modificar su dieta y afrontar otros problemas que pueden haber causado el déficit de oligoelementos como hemos mencionado antes. De nuevo, hablamos de un enfoque es holístico que consiste no sólo eliminar lo que ha causado la enfermedad, sino en tratar el “terreno” para evitar recaídas.

* Si quieres una consulta con una de nuestras veterinarias holísticas que emplean la Oligoterapia en sus tratamientos o deseas adquirir oligoelementos, escríbenos: informacion@herbolariosoldeinvierno.es

Pin It on Pinterest

Share This