¿Cómo se administran los aceites esenciales en las mascotas?

Básicamente por vía olfativa, diluyéndolos adecuadamente y ofreciéndolos al animal para que los huela. La vía oral es más compleja por el gran sentido del olfato que tienen. Existen formatos como las cápsulas que evitan que el animal perciba tanto su aroma. De todas formas, algunos aceites esenciales potentes como el tomillo es mejor aplicarlos de forma tópica, lo cual tiene una gran efectividad.

En lo que se refiere a aceites esenciales, ¿cuáles son los olores favoritos tanto de personas como de animales? En los animales, ¿has notado diferencias por sexos como ocurre con las personas?

Según mi experiencia, no existen olores favoritos. Me encuentro con grandes contradicciones cada vez que trato a la gente. Desde la lavanda común que gusta mucho hasta personas que la rechazan profundamente por la gran cantidad de imitaciones baratas con las que nos bombardean diariamente. Lo mismo ocurre con la rosa, el jazmín y el nerolí.

En cuanto a las preferencias específicas de los animales, no he notado tanta diferencia como en las personas. El condicionamiento social al que está sometida la raza humana es obvio.

En tu caso, ¿cuál es tu aceite favorito? ¿Y el de tu perra Jimena?

¡No podéis hacerme esto! ¡A mí me gustan todos! J Solamente rechazaba el árbol de té, hasta que un día que estaba griposo y con algo de fiebre, me metí en un baño con este aceite y el efecto reconfortante y reparador, me hizo cogerle gran cariño. Recuerdo que lo elegí como una necesidad y al día siguiente me levanté sin catarro y renovado de fuerzas.

Es cierto que soy amante de los amaderados, pachulescos, ambarinos, orientales y, entre los florales, el nerolí me transporta a un paraíso de relax.

En cuanto a mi perra Jimena, tendríamos que preguntarle a ella, pero mucha gente me dice que huele como yo y supongo que no le disgusta 🙂

Pin It on Pinterest

Share This