Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
0
0,00

Blog Animal Eco

El blog de tu herbolario para animales

“Ver el excesivo uso de antibióticos en veterinaria me llevó a decidir que mi forma de trabajar iba a ser distinta a la tradicional”, Bárbara Gómez, Barvet

Bárbara Gómez es veterinaria integrativa y responsable de Barvet. Descubrió su vocación de veterinaria desde niña. Siempre le había gustado cuidar a los animales, pero no se planteó seriamente ser veterinaria hasta que vivió la eutanasia de su perrita. Entonces se dio cuenta de que quería ayudarles a mejorar su vida y alargarla lo máximo posible. Tenía familiares veterinarios y le llamaba la atención ir a su clínica y ver lo que hacían. Durante la carrera tuvo claro que quería dedicarse a la salud de pequeños animales, aunque dudaba acerca de la especialidad a escoger, se decantó por la cirugía. Sin embargo, su trabajo fin de carrera se centró en el uso de antibióticos en la clínica veterinaria “viendo el excesivo e innecesario uso de los mismos”. Con ello, reconoce que se hizo muy consciente de que su forma de trabajar iba a ser distinta a la tradicional. En la siguiente entrevista nos cuenta más de su día a día en Barvet.

Barvet nació como un servicio veterinario a domicilio y en abril de 2023 has abierto tu propia clínica en Las Rozas, Madrid, ¿nos cuentas cuál es tu enfoque y qué hace especial a Barvet?

Al inicio de mi trayectoria proyesional fui intentando controlar diarreas y patologías de piel sin el uso de los antibióticos o corticoides tradicionales. Trabajé en diversos centros pasando por urgencias gran parte de mi carrera donde vi gran cantidad de enfermedades concomitantes que tratábamos con medicina tradicional y volvían a recaer o no terminaban de mejorar. Esto me llevó a la idea de ir por mi cuenta y crear mi propia empresa, para así no depender de los protocolos de las distintas clínicas.

Y así nació Barvet, que comenzó como servicio veterinario a domicilio a raíz de las dificultades de movilidad durante la gran nevada Filomena en Madrid en 2020. Esto se acentuó durante la pandemia de la COVID-19 y tuve muy buenos resultados en las consultas a domicilio, sobre todo a la hora de reducir el estrés en la consulta, y por la cercanía con el cliente. Poco a poco pasé de hacer vacunaciones a otro tipo de casos, sobre todo gastrointestinales.

Siempre he querido tener una gran cercanía con el cliente y voy preguntando periódicamente cómo se encuentran los animales. En muchas ocasiones, con una buena exploración inicial o con pruebas que me aportaban y en estrecho contacto con otros equipos veterinarios donde se encontraba el cliente, me di cuenta de que podía dar un servicio online de calidad.

Después, comencé a trabajar en promover el cambio a una nutrición más integrativa para sanar patologías o simplemente para mejorar y prevenir a través de la alimentación.

Ahora cuento con una clínica en la que se podrán realizar procedimientos quirúrgicos y llevar allí a los especialistas, se intentará mantener la esencia del servicio a domicilio. Me refiero a limitar el estrés y la experiencia negativa en la clínica con aromaterapia, feromonas y cambio de vestimenta si algunos animales requieren. También mantendremos nuestro servicio a domicilio para aquellos peques que lo necesiten.

¿Cuáles son los casos más habituales que tratas?

Principalmente se trata de problemas gastrointestinales, con diarreas o vómitos cada cierto tiempo, que han sido tratados con medicina tradicional y pienso gastrointestinal o hipoalergénico, pero en los que no terminan de desaparecer los síntomas. También acuden a mi muchos perretes con problemas de piel, la gran mayoría de las veces asociados a la alimentación. En el caso de gatos, los casos más frecuentes son los renales. En muchos casos, son casos desesperados por los valores analíticos o porque no quieren comer y necesitan alternativas al pienso renal pautado por su veterinario.

¿Colaboras con otros veterinarios y terapeutas especializados en animales para realizar pruebas o ciertos tratamientos?

En el caso de necesitar pruebas, colaboro con otros veterinarios. Para realizar radiografías nos desplazamos a un centro concertado o si se trata de ecografías tengo una super veterinaria que acude a domicilio conmigo para realizar esas pruebas. En el caso de quirófano, lo suelo alquilar o derivar a compañeros para que se pueda realizar.

En el ámbito comportamental, en casos de agresividades o miedos graves, aunque me he formado, me siento más cómoda derivando a compañeros con más experiencia. En este sentido, la mayoría de cachorros que crecieron durante el confinamiento tienen problemas de socialización, agresividad, miedos… y aquellos que ya presentaban trastornos de comportamiento se vieron agravados y aunque el acudir a domicilio en muchos casos ha ayudado, necesitan terapia para su día a día.

También para cuestiones de comportamiento u otro tipo de terapias recurro a comercios como vosotros, Herbolario para animales, en los que los tutores de animales pueden comprar suplementos o tratamientos que les pauto. Como calmantes naturales para ansiedades y miedos, me gustan ingredientes como valeriana, melissa, pasiflora, L-teanina y GABA 

Además, suelo derivar a otros profesionales cuando creo que son convenientes tratamientos como acupuntura o aromaterapia, pues mis conocimientos en ese ámbito no son grandes, pero sí he visto en mis clientes gran mejoría.

En tus redes sociales adviertes de la alarmante incidencia de la insuficiencia renal en los gatos. ¿Qué aconsejas al respecto?

En gatos, por desgracia tenemos el hándicap de que la vida celular de los riñones es menor a la del resto del organismo por lo que siempre aconsejo una buena nutrición, a ser posible natural y húmeda para facilitar el trabajo a su riñón y no sobrecargarle. El uso de plantas medicinales como la lespedeza, el diente de león o la alcachofa u hongos medicinales como el cordyceps tienen resultados increíbles en estos pacientes pudiendo mejorar la calidad de vida y su sintomatología.

Además, para aumentar el apetito y la palatabilidad en estos casos me gusta utilizar la levadura de cerveza.

En el caso de los perros, destacas los problemas de piel. En tu experiencia, ¿a qué se suelen deber? ¿Qué tratamientos sueles prescribir por lo general?

Estos perros necesitan un tratamiento tanto a nivel alimentario para reducir las toxinas del organismo y ayudar a desinflamar la barrera cutánea como a nivel tópico para evitar infecciones secundarias debido a la lesión de esta barrera cutánea.

Como suplemento me va muy bien el uso de la quercetina y bromelaina.

También una buena hidratación de la piel con aceite de coco por lo que me gusta buscar lociones o champús que lo contengan.

En caso de tener heridas por rascado, me gusta mucho la utilización de plata coloidal o si es más generalizado un champú de ozono.

El paso del tiempo es inevitable y las articulaciones de nuestros peludos lo acusan especialmente, sin embargo, ¿qué consejos darías para retrasar el desgaste articular y la aparición de osteoartritis?

Sobre todo, recomiendo mantener un nivel de actividad adecuada, rehabilitación o fisioterapia, pues si realizan reposo absoluto sus músculos dejaran de sujetar las articulaciones y empeoran más rápido. También la utilización de suplementos para la nutrición del cartílago, uno que me gusta mucho y con el que he tenido muy buenos resultados es el mejillón de labio verde.

Y en caso de dolor, tratar de eliminarlo para que puedan continuar moviéndose. Me gusta mucho la boswellia y la cúrcuma como combinación antiinflamatoria en osteoartrosis.

Nos gustaría conocer tu opinión sobre algunos de nuestros productos más vendidos:

  • Artemisia Annua – Me ha dado muy buenos resultados en las dosis indicadas por las guías de fitoterapia como tratamiento único en casos leves de leishmania o combinado en aquellos más complejos o de resistencias.

  • CBD – Me ha ido muy bien para casos de dolor. Sin embargo, hay que analizar la situación de cada animal individualmente, ya que en determinados animales puede producir hiperexcitación en vez de relajación.

  • Cúrcuma – Me encanta tanto para nivel digestivo como para articulaciones, lo uso en combinación con condroprotectores y ayuda a disminuir la inflamación.

  • Hongos medicinales  – Son mi top 3 de suplementos para tratamiento de inflamaciones (digestivas, de piel), problemas inmunológicos y cáncer.

¿Podrías comentarnos algún caso concreto en el que un tratamiento integrativo haya dado resultados especialmente buenos?

Recuerdo el caso de un bichoncito de 12 años con problemas cardiacos crónicos y problemas renales y pancreatitis. Acababa de salir de hospitalización y le habían desahuciado. Con dieta y suplementación le alargamos la vida entre 6-8 meses, durante los cuales incluso llegamos a tener valores normales renales hasta que despuntó una enfermedad parasitaria.

Otro caso fue el de una perrita llamada Bruna que comenzó con diarreas sanguinolentas que no respondían a ningún tipo de tratamiento tradicional y que con tratamientos alternativos como dietoterapia, modulación de la microbiota intestinal, suplementos, etc. conseguimos estabilizar sus síntomas y actualmente se encuentra sin ningún tipo de tratamiento tradicional y prácticamente sin suplementación.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Otros artículos que te pueden interesar
mayo 20, 2024
Nosotras ya tenemos la cabeza en las vacaciones de verano… y seguro que tú no andas muy lejos. Qué bien van los días de descanso...
mayo 6, 2024
¿Alguna vez has visto a tu perro o gato comiendo hierba en el jardín o durante un paseo? Este comportamiento, aunque a veces nos desconcierta,...