¿Tienes alguna consulta? Horario: lunes a viernes de 11 a 19h informacion@herbolariosoldeinvierno.es

Los perros son animales gregarios como los humanos, por lo que no es de extrañar que les cueste acostumbrarse a permanecer solos. Los gatos no son gregarios, pero también crean fuertes vínculos afectivos con otros gatos y con los humanos. Por tanto, en ambos casos puede darse lo que se denomina ansiedad por separación y que realmente engloba un amplio espectro de traumas y conflictos emocionales.

Y es que, una cosa es que tu perro o gato se encuentre más feliz contigo y con otros animales, y otra que no pueda pasar varias horas solo en casa sin sufrir. Llegar a casa y saber que ha estado ladrando desconsoladamente durante mucho tiempo y ver los destrozos que ha producido fruto de su sufrimiento, te hace sufrir mucho a ti, lo sabemos.

Es una situación que hay que afrontar, no dejar que el tiempo se encargue de solucionar, pero, aunque queramos acabar con el problema rápidamente, hay que buscar las razones de esa ansiedad y ponerse en manos de profesionales.

Causas más comunes de la ansiedad por separación

Las razones más habituales de la ansiedad por separación son el abandono, la pérdida de una persona importante en la vida del animal, los cambios repentinos de horarios, pasar demasiadas horas en soledad y las mudanzas. También hay casos leves de ansiedad por separación que pueden deberse a un exceso de energía. Asimismo, el hiperapego de la persona hacia el animal que sufre ansiedad puede provocar, inintencionadamente, el agravamiento de ésta.

En cualquier caso, en nuestra opinión para solucionar el problema se tiene que adoptar un enfoque holístico, analizando el estado emocional y físico del animal, y de los que le rodean en el hogar. Además, no creemos que la ansiedad por separación solo se deba tratar con pautas de educación, sino que primero (y en paralelo) es necesario equilibrar el estado emocional del animal. Y para ello, la implicación de su humano/a es imprescindible.

Hay que asumir que el proceso requiere tiempo y dinero. ¿Cuánto? Todo depende del estado del animal y de los profesionales a los que se acuda. En la mayoría de los casos, es un esfuerzo totalmente asumible. El resultado vale la pena: un animal feliz y ¡tú también!

Por nuestra parte, os ayudamos, tanto a vosotros como a etólogos y educadores caninos y felinos, con productos y terapias naturales que aceleran el proceso y disminuyen los niveles de estrés, algo fundamental para que vuestro perro o gato asimile las pautas de aprendizaje. 

Helena Bat, etóloga felina y canina, señala: “Se trata de animales con falta de seguridad en sí mismos y en distintas situaciones de su entorno, de la vida cotidiana. Generalmente han sido destetados de forma temprana y no han desarrollado esa seguridad y autonomía que consiguen cuando conviven con otros congéneres. Por eso, demandan mucho contacto físico con los humanos”.

Otras de las recomendaciones de Helena Bat son:

*Empatiza y no le regañes. Entiende que cuando un animal siente mucho miedo, al igual que nosotros, no lo puede controlar. Hay que ayudarle a sentirse mejor. Nunca hay que regañarle. Si además de sentir ansiedad o miedo al quedarse solo o en una zona de la casa donde no está acostumbrado a estar, le regañamos, para él/ella supondrá otro foco de estrés. Tendrá miedo tanto de quedarse solo como de la llegada de un humano que le pueda regañar.

*Haz que se sienta seguro. Si logras que tu perro o gato se sienta seguro, se reducirá su ansiedad. Si un perro, por ejemplo, está muy nervioso cuando llegas a casa y tarda un rato en tranquilizarse, es un error no prestarle atención. Lo recomendable es hacerle una caricia breve y luego continuar con nuestra rutina habitual.

*La ansiedad por separación se trabaja principalmente por la reducción de estrés. El objetivo es que el perro o gato se sienta cómodo en casa y realice actividades propias de su especie. Cuando logres que esté tranquilo, podrá enfrentarse a retos como quedarse solo en casa. También habrá que trabajar su autonomía y seguridad, pero la base es disminuir el miedo y estrés.

* Existen muchos productos y terapias naturales que ayudan a reducir el estrés y ansiedad en los animales como la fitoterapia, los nutracéuticos, las flores de Bach, la aromaterapia o la zoofarmacognosis.

Respecto a este último punto, Herbolario para animales Sol de invierno te puede ayudar, visita nuestra tienda online y sección de consultas. Algunos de los productos y terapias naturales que os destacamos en casos de ansiedad por separación son:

*Suplementos con L-triptófano y L- teanina, aminoácidos que favorecen la generación de serotononina y dopamina, lo que proporciona una sensación de relajación y estabilidad emocional en perros y gatos.

*Complejos vitamínicos. La falta de vitamina A produce cansancio y ansiedad física y mental. La vitamina E mantiene las capacidades cognitivas y previene la ansiedad. Las vitaminas B1, B6 y B12 aportan al equilibrio mental.

*Probióticos. Influyen positivamente en la reducción de la ansiedad y el estrés.

*Dieta natural y equilibrada. La alimentación también puede contribuir a reducir el estrés y ansiedad de un animal, por eso es conveniente examinar su alimentación. Opta por alimentos de producción ecológica, especialmente la dieta BARF o recetas caseras, que excluyan aditivos artificiales y alimentos muy procesados como el pienso. Y, si quieres afinar aún más, la Medicina Tradicional China, recomienda dietas “refrescantes” con ingredientes como pato, pavo, bacalao, sardinas, batatas, huevos, algas, manzanas y espinacas. ¿Lo mejor? Que una veterinaria especializada en nutrición elabore una dieta individualizada para tu perro o gato.

Pin It on Pinterest

Share This