De todos modos, las afirmaciones se demuestran con argumentos, al menos, fruto de nuestra observación diaria y de los testimonios que nos cuentan clientes y veterinarios holísticos y otros terapeutas especializados en animales. A continuación tenéis algunas razones para plantearos una alimentación “eco” para vuestro perro o gato:

Reducción de las enfermedades de la piel y alergias
En algunos casos de alergias en los que “no ha funcionado nada” en mucho tiempo, simplemente el cambio a un tipo de alimentación sin aditivos químicos como colorantes, potenciadores del sabor ni aromatizantes, ni conservantes artificiales conlleva una gran mejoría o directamente a la solución del problema. Por supuesto, los ingredientes deben ser calidad, aptos para consumo humano, no subproductos animales como llevan la mayoría de marcas comerciales, y además, que no incluyan cereales o muy poca cantidad. Y, además, si llevan suplementos nutricionales como, por ejemplo, aceites omega 3 y 6, la fórmula será ideal para animales con alergias, una comida nutritiva e hipoalergénica.

Menos trastornos digestivos
Proteínas y cereales de calidad, y ausencia de aditivos químicos favorece la digestibilidad de la comida. Además, probablemente notará que su perro o gato come menos y también defeca en menor cantidad porque los piensos orgánicos no llevan fibra, que no aporta nutrientes.

Por supuesto, si su perro, por ejemplo, vomita frecuentemente después de comer, tiene gases o diarrea a menudo, no tarde en consultar con el veterinario para ver si hay un problema. Si no existe una enfermedad diagnosticada, parece lógico que la causa sea su comida…

Fortalecimiento del sistema inmunitario
Los ingredientes empleados en los piensos orgánicos son de calidad, con valoración de aptos para consumo humano, por lo que tienen un elevado valor nutricional. Con ello se favorece su absorción y también el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable que le ayudará a prevenir infecciones y enfermedades.

¿Cómo puedo distinguir si un pienso (u otro producto) es ecológico?
Leyendo con atención las etiquetas y revisando si cuentan con una certificación ecológica emitida por organismos gubernamentales o independientes que hayan realizado las comprobaciones pertinentes para asegurar que ese pienso seco o comida húmeda contiene, al menos, un 95% de ingredientes orgánicos. Esto significa que provienen de cultivos y ganaderías orgánicos, lo cual se traduce en que, por ejemplo, agricultura orgánica significa que incluye aves de corral, ganado y peces alimentados con piensos ecológicos libres de organismos modificados genéticamente (GMO). Se trata de animales y plantas que no han estado expuestos a hormonas, herbicidas y pesticidas. Además, las certificaciones ecológicas son una garantía de que no se añaden conservantes artificiales (en su lugar se emplean sustancias como vitamina E o romero), colorantes químicos ni sustancias aromatizantes. Marcas como la holandesa Yarrah o la alemana Terra Pura, están certificadas con el sello Bioland, incluso más exigente que el emitido por la UE.

*Si quieres comprar comida ecológica para tu perro o gato, visítanos en Herbolario Sol de invierno, para ti y tu mascota (C/ Lope de Rueda 32, 28009 Madrid) o visita nuestra tienda online.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This