¿En qué consiste la terapia craneosacral?

La terapia craneosacral es un método no invasivo, que se basa en el correcto movimiento y funcionamiento de todo el cuerpo, es decir, cada músculo, cada órgano, posee un movimiento respiratorio primario saludable, que con el tiempo, por lesiones, enfermedades, emociones, etc. acaba variando y produciendo disfunciones, tensiones, dolores, patologías… Con la terapia craneosacral, se recupera ese movimiento correcto, corrigiendo de esa manera cualquier tipo de dolencia y ayudando al cuerpo a recordar cuál es su estado óptimo. Todo el cuerpo está conectado entre sí, por tanto, cualquier corrección afecta de manera positiva al bienestar general.

¿Qué problemas de salud de nuestros animales puede solucionar o aliviar?

En realidad, cualquiera. Como he dicho antes, todo el cuerpo está conectado. Se puede trabajar a nivel esqueleto-muscular; en rehabilitación postquirúrgica, muy aconsejable en este caso para evitar adherencias que se producen tras las suturas en los tejidos (piel, músculos…) conservar  la elasticidad de la zona y el correcto funcionamiento de las fascias que se han suturado; y en enfermedades crónicas tipo Leishmania o Cushing. En este último caso, se trabajaría la funcionalidad de las suprarrenales e hipófisis para controlar la producción de la ACTH (hormona adrenocorticotropina); insuficiencia renal; hipertensión pulmonar e, incluso, tumoraciones.

¿Cómo se desarrolla una sesión de craneosacral?

En primer lugar, me presento al animal y le explico lo que voy a trabajar con él. Nunca empiezo hasta que no veo que está tranquilo. Una vez me he ganado su confianza, escucho al cuerpo a través del contacto con las fascias, al estar todo unido, ellas me llevan al punto que más atención necesita. Normalmente prefiero que la persona del animal, no me diga demasiado y dejo que el cuerpo hable.  Al final, una cosa lleva a la otra y acabas descubriendo cuál es la dolencia y de dónde viene exactamente. A veces pensamos que un dolor de estómago es simplemente eso, algo relativo al estómago, y con craneosacral nos sorprendemos descubriendo que puede venir de cualquier parte del cuerpo, de un órgano, una contractura, una cicatriz… Una vez corregido ese desajuste, la dolencia desaparece.

¿En cuánto tiempo se suele apreciar mejoría?

Desde la primera sesión. Según el caso, se puede solucionar en una, dos o tres sesiones, o quizás más. No es lo mismo un tema de contracturas y lesiones musculares que un  tumor en el que necesitaremos sesiones frecuentes y un seguimiento a largo plazo. Cada animal es un mundo, cada cuerpo funciona de forma distinta y el componente emocional siempre es importante, para avanzar o retroceder.  En craneosacral vemos el cuerpo como un  todo completo, es decir, físico, emocional y mental o espiritual.

¿Te ha resultado imposible realizar una sesión a causa de un animal muy nervioso, miedoso o agresivo?

Tuve un caso de una gatita muy dolorida que se revolvía cada vez que me acercaba. Me costó cerca de una hora poder ponerme con ella. He de decir que hice una comunicación con ella para poder tranquilizarla y ganarme su confianza (la telepatía con animales es muy importante a la hora de hacer terapia a un animal). Después de eso, estaba encantada y la sesión siguió su curso normal.

¿Puedes contarnos brevemente algún caso especial que hayas tratado?

Cada caso es especial, pero puedo poneros el ejemplo de Lupo. Se trata de un perrito con osteosarcoma, que recomendaron sacrificar para que no sufriera. Desde la primera sesión dejó de tener dolor. Llevamos cuatro sesiones y ha mejorado su calidad de vida, ha vuelto a jugar y a ser un perro feliz. El tumor está ahí, pero está controlado y aislado de todos los órganos sin dañarlos. Hemos conseguido paralizar el proceso. Ahora, si todo * Si deseas una consulta, escríbenos a: informacion@herbolariosoldeinvierno.es  sigue bien, queda revertirlo.

 * Si deseas una consulta, escríbenos a: informacion@herbolariosoldeinvierno.es 

Pin It on Pinterest

Share This