La fitoterapia estudia la utilización de productos de origen vegetal, principalmente, las plantas denominadas medicinales, con una finalidad terapéutica. Las plantas medicinales contienen compuestos químicos denominados principios activos que resultan beneficiosos usados en diversos formatos: infusiones, extractos líquidos, comprimidos, ungüentos, etc.

El objetivo de la fitoterapia es, tanto prevenir como curar o, al menos aliviar, dolencias. Aunque es una ciencia milenaria y existen realmente diversas fitoterapias (medicina china, india…), se encuentra en constante evolución, ya que se siguen descubriendo propiedades de las plantas y frutos, así como nuevas especies de plantas.

Por supuesto, no solo los animales humanos se benefician de la fitoterapia, sino también el resto de animales. De hecho, cuando viven en libertad, ellos mismos buscan en su entorno las plantas que les pueden sanar. Es lo que se denomina zoofarmacognosis. Para permitir esta elección, se ha desarrollado la zoofarmacognosis aplicada cuya precursora es Caroline Ingraham. En nuestro país contamos, afortunadamente, ya con unas pocas expertas en esta terapia natural como es el caso de Jeannette Kok, que se formó con Ingraham y ha creado Aromatics for Animals Con Jeannette hemos tenido el placer de colaborar en algunos cursos sobre el tema que ha impartido en Herbolario para animales Sol de invierno.

Pin It on Pinterest

Share This