¿Tienes alguna consulta? Horario: lunes a viernes de 11 a 19h informacion@herbolariosoldeinvierno.es

Edurne Cornejo es una de las primeras veterinarias integrativas que conocimos al abrir el herbolario en 2014. Siempre nos ha parecido un gran profesional, a la vez que pragmática y sencilla. Lleva ampliando progresivamente sus conocimientos veterinarios con diversas terapias holísticas desde hace más de 15 años. Desde su clínica Vetsana, ubicada en Madrid (también presta algunas consultas online) afirma que cada vez está más convencida de que el camino correcto en la medicina es aquel que trata al animal en su globalidad. En la siguiente entrevista nos explica su visión y experiencias:

¿Qué es una veterinaria holística? 
Se trata de contemplar las enfermedades o problemas de los animales desde otra perspectiva, más completa. Tiene en cuenta al organismo como lo que es, un sistema que no se puede desgranar.

Para mí es muy importante que tengamos en cuenta el aspecto emocional de las enfermedades tanto como causa como factor a sumar. En la medicina convencional cuando se tiene esto en cuenta, se suele llamar «estrés» y no se ahonda en ello.

¿Por qué decidiste ampliar tus conocimientos veterinarios?
Porque tras leer un artículo en una revista veterinaria sobre un caso de una perrita con espondilosis que había vuelto a caminar gracias a la acupuntura, algo en mi cabeza hizo «clic». Descubrí que había otras herramientas y que buscarlas era mi deber hacia mis pacientes. 

¿En qué se diferencian tus consultas y tratamientos?
Procuro individualizar a cada paciente y buscar qué terapia o tratamiento de los que manejo puede ser el más conveniente para ese momento. Utilizo acupuntura, homeopatía, esencias florales, kinesiología, terapia neural, terapia craneosacral, etc. Es un amplio abanico que me permite jugar en función del momento, la patología y, también, la persona responsable que le acompaña.

¿Qué aconsejas, por ejemplo, para evitar problemas  renales en los gatos?
En mis consultas felinas hablo mucho de nutrición. Debemos respetar la naturaleza genuina de nuestros compañeros felinos y tratar de que su dieta tenga alta cantidad de alimento húmedo de buena calidad.

Cuando ya existen problemas como cálculos renales o en el tracto urinario, ¿qué tipo de productos o terapias sueles emplear?
En el caso de cálculos en el tracto urinario me inclino por la fitoterapia, la homeopatía y las esencias florales para abordar la parte emocional, aparte, por supuesto, de vigilar la dieta.

Por otra parte, no tengo muchos casos de incontinencia urinaria, pero en los casos más graves, los animales reciben medicación convencional. En otros casos, reciben fitoterapia y tratamiento con terapia neural, acupuntura, etc., depende en cada situación.

En el caso de perros, ¿a qué crees que se deben tantos problemas dermatológicos?
Pienso que la razón es multifactorial: enfermedades intestinales, un aire contaminado, intolerancias/alergias alimentarias, incluso a alimentos adecuados, predisposición de determinadas razas (American Stafford, pastor alemán, Yorkshire terrier…) y   factores emocionales como ansiedad/hiperapego, etc.

Si un animal sufre epilepsia, una dolencia por la que nos preguntan con relativa frecuencia en el herbolario, ¿qué tratamientos sueles prescribir?
Es un enfermedad en la que soy muy variable en el tratamiento, dependiendo de si los cuidadores sitúan su origen y de si está recibiendo algún tipo de tratamiento. De los últimos que he tratado y que han ido bien, ya que algunos son resistentes y no hay cambios, hablaría de una perrita que empezó a tener las crisis a raíz de un medicamento. Esta medicación le produjo una intoxicación en el sistema nervioso, cosa que afortunadamente no suele suceder, y llegaba a sufrir 15 ataques en un día. Se recuperaba mal de ellos, lógicamente.

Gracias a la información del origen del problema, decidí para ella un tratamiento con un medicamento homeopático especialmente indicado en efectos secundarios de fármacos o de vacunas, y dio en el clavo. Desde el principio mejoró, espaciándose las crisis en cantidad y duración. La recuperación era mucho mejor. También empezaron a notarla más animada.

Actualmente cada dos meses le hacemos una sesión de acupuntura, de apoyo, y vamos revisando su tratamiento homeopático, que ya toma solo de forma puntual.

Para finalizar, ¿nos podrías dar tres consejos para cuidar de la salud de perros y gatos? 
a)Una dieta apropiada, teniendo en cuenta tanto al animal como modo de vida de la persona que lo cuida.

b) Respetar al animal. Me encuentro a menudo perros que «olvidaron» ser perros porque no les permiten salir a la naturaleza, no se relacionan con otros, por miedos u otras razones de las personas responsables. Con gatos ocurre igual, hay gatos infelices por no hacer vida de gatos. Aunque vivan en un piso también se les puede dar buena vida felina. No puede ser que no hagan otra cosa que dormir y comer.

c) Medicina preventiva, es decir, acudir al veterinario con una rutina acordada. En la consulta a menudo salen detalles a los que no se les había dado importancia en casa. A mí también me gusta que vengan aunque «no le pase nada» para que estén familiarizados conmigo y con la clínica, que para ellos sea un espacio seguro y amable.

Contacto: Vetsana

Pin It on Pinterest

Share This