Recomendaciones para perros, gatos y conejos recién adoptados

Hay muchos artículos de expertos que detallan las pautas y el equipamiento necesario para introducir a una “mascota” en el hogar. En este post no pretendemos hacer eso. Nuestra intención solo es contribuir a una adaptación más rápida y sencilla del animal adoptado en el nuevo hogar con algunas pautas generales, así como con productos y terapias naturales.

Nuestras recomendaciones van, principalmente, orientadas a cuidar del bienestar emocional del animal. Algunas de ellas son fruto de la experiencia de estos años escuchándoos y en otros casos de lo que aconsejan expertos como la terapeuta Elizabeth Whiter.

Como reflexión inicial, creemos que al adoptar a un animal y llevarlo a nuestra casa le estamos influyendo emocionalmente y hay que ser conscientes de ello. La energía que emitimos influirá mucho al animal, es decir, nuestro estado emocional le condicionará en gran medida.

Por eso, os recomendamos mantener la CALMA, por muy nerviosos y emocionados que estéis al traer a casa a vuestro pelud@ 🙂 Esforzaos en transmitirle calma para no añadir más miedo al que ya siente al encontrarse en un lugar nuevo y con personas desconocidas. Si os ponéis muy nerviosos o estáis eufóricos de alegría, el animal asustado no logrará relajarse.

Respirad profundamente y centraos en vuestro nuevo compañero animal. Empatizad con él, recordad que tiene un pasado y si ha sufrido maltrato, recordará episodios traumáticos durante un tiempo.

Observad su comportamiento, cómo reacciona en diversas situaciones. Dadle TIEMPO e iréis creando un vínculo fuerte y sano.

También os aconsejamos ajustar vuestros NIVELES DE ENERGÍA a los de vuestro animal. Por ejemplo, aunque os guste salir a correr, si vuestro perro adoptado es tranquilo o mayor, no le obliguéis a correr con vosotros. También sed conscientes de vuestras reservas de energía a la hora de adoptar un animal. Si no derrocháis energía, quizá un cachorro no es el compañero más adecuado, requerirá mucha atención, como un bebé humano, pensadlo 😉          

Otros consejos generales para que el recién llegado se adapte fácilmente a su nuevo hogar son:

  • Dejadle explorar la casa con tranquilidad, es su nuevo territorio. Esto es especialmente importante en el caso de los gatos, ya que son realmente territoriales y necesitan una “zona segura”. Nunca forcéis a un gato a salir de ella porque puede reaccionar de forma agresiva y perderéis la oportunidad de que confíe en vosotros. Ya se irá acercando a vosotros cuando se sienta seguro.
  • Preparadle un lugar donde pueda descansar tranquilo, lejos de ruidos.
  • Habladle con un tono bajo y amable, y tratad de que vuestros movimientos no sean bruscos.
  • No os paséis con las caricias, aprended en qué lugares las tolera (evitad la cabeza y la cola, no les suele gustar) y, sobre todo, tened paciencia.
  • Explicad a vuestros familiares y amigos cómo deben actuar con vuestro nuevo compañero animal. Poned especial cuidado si hay niños alrededor. No dejéis que, sin querer, le “agobien” porque podría tener reacciones inesperadas.
  • Dedicadle tiempo y  jugad con él. Es muy importante la estimulación intelectual.
  • En el caso de que hayáis adoptado un conejo, tened muy presente que es un animal muy sociable y siempre debería estar en compañía de otros de su especie para evitar problemas emocionales. Además, recordad que, como los gatos, son animales cuya actividad tiende a ser nocturna. También es muy importante que los conejos dispongan de bastante espacio para moverse. No deben estar enjaulados, dejadles que se muevan libremente por la casa (protegiendo cables u otros objetos que puedan roer). Ellos elegirán cuándo ir a la jaula para refugiarse, comer, beber…

Por último, por nuestra parte os ofrecemos productos naturales para acelerar la adaptación: flores de Bach, aromaterapia y calmantes herbales. ¡Consultadnos!

Pin It on Pinterest

Share This