Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
0
0,00

Blog Animal Eco

El blog de tu herbolario para animales

“La tos y el vómito crónico no son síntomas normales en los gatos y muchas veces su causa está en los intestinos”, Judith González, veterinaria de Namasvet

Judith González es la veterinaria detrás de Namasvet. Está especializada en Medicina Felina y la conocimos por su perfil en Instagram. Nos encanta, no solo por su enfoque integrativo, sino por la rigurosidad de la información que proporciona. Judith ofrece asesoramiento online en Medicina felina y Nutrición para perros y gatos, y también realiza consultas presenciales en Sevilla, a domicilio o en clínicas si se necesitara realizar alguna prueba diagnóstica. En la siguiente entrevista la podéis conocer mejor.

¿Qué te hizo ampliar los conocimientos de tu licenciatura en Veterinaria con un posgrado en Medicina felina en la Universidad de Sydney?

Me licencié por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba y además hice un año académico en la Facultad de Veterinaria de l’Université de Liège, en Bélgica. Durante mis años de estudio en España me di cuenta de lo poco y por desgracia mal que se entendía al paciente felino. Durante mi año de Erasmus académico comencé a hacer prácticas clínicas en una clínica exclusiva felina y fui consciente de que necesitaba seguir especializándome. Los gatos son grandes desconocidos, incluso para muchos veterinarios. Yo tenía mi primer gato por aquel entonces y quería aprender al máximo para darle lo mejor a él y poder tratar de forma justa a mis pacientes felino. Tras unos años trabajando en Francia, pude ahorrar para hacer la formación de Medicina Felina, un posgrado de dos años, por la Universidad de Sydney. Desde 2020 mi práctica clínica es exclusiva para gatos, aunque también llevo alimentación para perros y gatos vía online.

Sigues formándote, entre otros ámbitos, en el de la PNI (Psiconeuroinmunoendocrinología), ¿nos cuentas en qué consiste y cómo la aplicas en veterinaria?

Me gusta siempre estar en constante actualización y por motivos personales, conocí la rama de PNIE a través de la doctora Sari Arponen. La base de la PNIE es estudiar el cuerpo como un todo: existe una estrecha relación entre el sistema nervioso, hormonal, inmunológico y conductual, es decir las emociones. En veterinaria la aplico para tener un abordaje mucho más completo y amable de forma individual, le hago entender a las familias la importancia de encontrar un término medio, un equilibrio entre todos los sistemas. Por ello se necesita tener especialización y si es necesario derivar a otros compañeros especialistas para que la estrategia de salud sea lo más completa posible.

En Herbolario para animales creemos que una alimentación natural adecuada, junto con fitoterapia puntualmente para depurar toxinas y un equilibrio emocional, son pilares básicos para mantener la salud en perros y gatos. ¿Cuál es tu visión de la prevención? 

Estoy rotundamente de acuerdo. No hay salud sin una buena base, que es la alimentación acorde con las necesidades fisiológicas de cada peludito. El bienestar emocional es también super importante, hay que proporcionar recursos ambientales y enseñar a las familias sobre hábitos de buena conducta con su gato o perro. Yo siempre digo que hay que dejar al gato ser gato, entenderlo, observarlo, porque, aunque no nos hablen, si entrenamos nuestra mente y vista, ¡ellos nos saben comunicar mucho! Igualmente, en mis asesoramientos nutricionales implemento la PNIE e informo a las familias. El conocimiento es poder y las familiar muchas veces lo pasan muy mal ante el desconocimiento de lo que ocurre o qué es lo que se necesita hacer para su peludito.

Tras hablar con muchas veterinarias integrativas, una opinión generalizada es que en las últimas décadas perros y gatos han desarrollado con más frecuencia enfermedades como el cáncer, la diabetes, los cálculos renales… ¿Crees que la dieta basada en pienso, así como el estrés al que les sometemos tienen que ver en el deterioro de su salud? 

El aumento de enfermedades crónico-degenerativas y cáncer es alarmante, tanto en perros y gatos, como en humanos. Estamos en constante exposición a un ambiente tóxico, con disruptores endocrinos, etc. Y, efectivamente, el estrés crónico, propio y externo de nuestros peluditos, genera un estrés oxidativo enorme y, por supuesto, que influye.

Por último, la influencia de la alimentación, sinceramente es algo que no tiene ningún tipo de dudas. Por fortuna, cada vez se tiene más base científica en el ámbito veterinario que confirma lo que ya sabemos desde hace años y que aconseja la OMS: hay que evitar alimentos altamente procesados, con exceso de azúcares libres, harinas refinadas, grasas saturadas… Todo es igualmente aplicable en perros y gatos, y es que, además, hay que entenderlos desde el punto de vista de la medicina evolutiva: son carnívoros. Los perros son carnívoros carroñeros y los gatos son carnívoros estrictos, eso hay que respetarlo y, sobre todo, grabarlo a fuego en la mente de todos.

Lo que es muy importante es trabajar lo antes posible la alimentación de nuestros peluditos, porque cuando llegan a edades senior es muy difícil encontrar el equilibrio.


Como experta en Medicina felina, entre tus servicios, vemos planes específicos para tratar la tos o el vómito crónico, ¿son de los problemas más habituales con los que te encuentras?

Entre los principales motivos de consulta se encuentra la tos y el vómito crónico. Por desgracia, los tutores no saben que son dos síntomas que, para nada, son normales. Debe investigarse y encontrar la causa para poner un tratamiento individualizado que puede ser de con medicación alopática, natural o combinada. De hecho, la base de estos dos “problemas” se encuentra en muchas ocasiones… ¡en el intestino!

También tengo muchos pacientes con diabetes, hipertiroidismo, enfermedad renal, problemas de comportamiento, dolor crónico… es por ello que siempre llamo a las familias cuando me contactan por servicios de medicina felina para poder presentarme y plantear en su caso cuál es la mejor opción para empezar a mejorar la salud de su gato a corto-medio-largo plazo.

Por nuestra experiencia, los gatos son especialmente receptivos a los problemas emocionales de las personas con las que conviven y en ocasiones desarrollan enfermedades renales, cambian su comportamiento… ¿qué opinas tú? 

Los gatos son muy especiales, super sensibles, y es sorprendente también lo que pueden llegar a somatizar. Todo influye y, por, supuesto proporcionar un bienestar emocional completo desde el minuto uno a nuestro gato nos va a dar mucha más garantía de salud 360.

Nos gustaría conocer tu experiencia sobre algunos de los productos naturales usados en veterinaria integrativa:


Boswellia: me encanta, la aplico para el teckel de mis padres desde temprana edad dado su predisposición a problemas osteoarticulares.

CBD: lo he aplicado en muchos pacientes con dolor crónico, sobre todo gatos con problemas bucodentales y osteoartrosis.

Cúrcuma: igual que la Boswellia, lo uso sobre todo para pacientes con inflamación crónica.

Micoterapia: utilizo melena de león en pacientes con dolencias digestivas y actualmente estoy completando una formación en Micoterapia por la sociedad Argentina de Farmacia.

Pre y probióticos: me gusta más comenzar con los prebióticos y reservo los probióticos para más adelante.

Y me gustaría añadir la L-teanina, un aminoácido que se encuentra exclusivamente en las hojas del té y ayuda a mejorar el estrés y descanso en animales. Recordemos, eso sí, que perros y gatos no deben consumir teína, por lo que es mejor dar la l-teanina independiente extraída del té o darla a partir de té verde sin teína. Y también el GABA (ácido gamma-aminobutírico), otro aminoácido que actúa como mensajero en el cerebro, ayudando a calmarlo, de hecho, es el principal neurotransmisor inhibitorio en el cerebro. Se ha demostrado en estudios recientes que la combinación de GABA y L-teanina no solo ha reducido el estrés, sino también la latencia del sueño. El hallazgo clave radica en la confirmación de la acción sinérgica de GABA y L-teanina sobre el comportamiento neuronal, lo que disminuyó significativamente la latencia del sueño y aumentó la duración del sueño.

¿Podrías compartir algún caso de animales en los que la nutrición funcional, junto con fitoterapia y/o nutracéuticos, u otra terapia natural haya resultado especialmente eficaz? 

Un caso sería el de Kira, una gata de 12 años, castrada, europea común de pelo corto, con diagnóstico de IBD y síntomas estacionales de alergia. Presentaba vómitos a diario, pérdida de apetito y a veces heces pastosas con episodios de diarrea. Desde que cambiamos su alimentación a un modelo basado en alimentación natural comercial cocinada, sus síntomas remitieron casi totalmente después del primer mes. También le añadimos fitoterapia: infusiones de manzanilla amarga en cada una de sus comidas. Ha necesitado complementar con tratamiento alopático, corticoides, para mejorar síntomas de alergia ambiental, pero la dosis empleada ha sido muchísimo menor que en otras ocasiones. También el apoyo de la familia a su bienestar emocional fue clave.

Otro caso sería es el Willy, un gato de dos años, castrado, europeo común de pelo corto, que sufría pérdida de peso y de apetito, deterioro en su calidad de pelaje, gingivitis, dolor en la boca y extracción de algunas piezas bucales. Necesitó muchos meses de transición alimentaria, ya que antes comía solo pienso y le costaba comer latitas húmedas. Actualmente está con dieta natural cocinada sin huesos con suplementación individualizada. Y hemos conseguido devolverle vitalidad, ha mejorado su pelaje, tiene ganas de comer y ha mejorado bastante en su boca. Ya no tiene halitosis ni dolor. 

También destacaría el caso de la perrita Happy, de nueve años, mestiza, que tenía sobrepeso, descompensación de diabetes, hipotiroidismo, apatía y pérdida de apetito. Su tutora me contactó muy desesperada. Su alimentación se basaba en pienso “de prescripción”, pautado en su clínica habitual, para bajar de peso, pero en su análisis nutricional era bastante mejorable. Pasamos a un modelo de alimentación casera cocinada con vísceras y suplementación individualizada. Eso, junto al manejo de insulina y tratamiento para su tiroides, dieron muy buenos resultados en dos meses.

Happy está ahora llena de energía y con muchas ganas de comer, su pelo tiene un tacto sedoso, con brillo y ya no se le cae. Sus niveles de diabetes se han estabilizado, al igual que la tiroides. Recibe tratamientos médicos de soporte en su veterinaria habitual, pero las dosis son estables y menores que las iniciales.

Judith, ¿algo más que quieras comentar?

Estoy encantada de que me hayáis contactado, creo que es super importante difundir información de calidad y con amor a los amantes de los animales, para que puedan ser partícipes conscientes en la salud de sus peluditos. Pequeñas modificaciones, suplementación individualizada, enfoque holístico y respetuoso son cruciales para un mejor resultado en la salud y bienestar a medio y largo plazo.

* Si queréis contactar con Judith de Namasvet, podéis hacerlo escribiéndole a: infonamasvet@gmail.com o enviando un Whatsapp al: 634481581

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Otros artículos que te pueden interesar
junio 9, 2024
La mitad de españoles conviven con animales en el hogar y ocho de cada diez los considera parte de la familia según un reciente estudio...
junio 4, 2024
La festividad de San Juan es una celebración que se lleva a cabo en muchas partes de España, marcada por tradiciones como hogueras, baños en...
Nosotras
Somos una tienda online ecológica para animales. Ofrecemos alimentos, productos y terapias naturales para cuidar la su salud física y emocional de perros y gatos.
Categorías
Etiquetas
0