Ahora ha publicado otro libro: “Beyond Beliefs: A Guide to Improving Relationships and Communication for Vegans, Vegetarians, and Meat Eaters” (“Más allá de las creencias: una guía para mejorar las relaciones y comunicación entre veganos, vegetarianos y carnistas”). Una obra, de momento solo en inglés que pretende, además de enseñar los principios y herramientas para forjar relaciones saludables, enseñar cómo comunicar los temas más sensibles y cómo enfocar las relaciones entre veganos, vegetarianos y carnistas. Hemos tenido la oportunidad de hacerle una breve entrevista a Melanie Joy sobre ciertos aspectos en torno al veganismo:

Empatía hacia el sufrimiento de todo tipo de animales es un concepto clave en tu defensa del veganismo. En este sentido, se plantea un dilema a los compañeros humanos de perros y gatos, ¿cómo deberían conjugar esa empatía hacia los animales de granja o que se cazan para serviles de comida con la correcta alimentación de sus “mascotas”?
En primer lugar debo decir que no soy veterinaria para hablar de nutrición animal en profundidad, pero creo que los perros pueden ser omnívoros y, por tanto, pueden alimentarse de comida preparada vegana con bastante facilidad. Los gatos con carnívoros estrictos y con ellos, desde luego es más complicado. No tengo experiencia con gatos, pero sé que algunos se mantienen sanos con una dieta vegana, mientras que otros no se adaptan.

Entonces, ¿qué consejo darías a un vegano que quiere alimentar correctamente a su perro o gato, pero para ello otros animales han tenido que morir?
En primer lugar, creo que los veganos debemos aceptar que vivimos en un mundo complicado y que no es perfecto. La mayoría de nosotros no ha nacido siendo vegano y si ya compartíamos nuestra vida con un gato, hay que aceptar que es carnívoro. Por tanto, creo que debemos asumir que a veces tenemos que tomar decisiones acordes con un mundo que no es perfecto. Hay que vivir con estas contradicciones, por lo menos de momento. Lo que espero es que llegue la “carne limpia”, es decir, carne producida en laboratorios y que no sea fruto de sufrimiento animal.

Mientras llega al mercado la “carne limpia”, ¿sería una solución intermedia alimentar a nuestros perros y gatos con carnes y pescados procedentes de ganadería y piscifactorías ecológicas?
Me resulta difícil contestar a esa pregunta porque depende mucho de qué granja ecológica se trate. Mi recomendación es hacer a nuestros gatos y perros lo más veganos posibles y en cuanto a la carne o pescado que les demos, que nos aseguremos bien de su procedencia ecológica, ya que las pequeñas granjas pueden realmente sí pueden ser ecológicas, pero muchas otras, sobre todo las grandes, no lo son.

Hablando ahora de animales humanos, los veganos necesitan tomar vitamina B12 en forma de suplemento nutricional, ¿por qué? ¿No basta con seguir una dieta equilibrada sin productos de origen animal?
Es necesario tomar vitamina B12 y ello se debe a que actualmente los alimentos están muy limpios. En generaciones pasadas, por ejemplo, no se lavaban tanto las verduras y de esa forma ingeríamos de forma natural vitamina B12, ya que proviene de microbios. No es justa la acusación de que el veganismo no es natural porque implica tomar suplementos de vitamina B12, hay que pensar que hoy en día hacemos muchas cosas que no son “naturales” como usar acondicionador para el cabello, calefacción, etc. 

Algunos piensan que una dieta vegana es sinónimo de un mejor aspecto físico, tú misma eres un ejemplo, ¿sería la belleza un argumento para “convencer” a algunas personas de que se hagan veganas?
Mi marido dice que el veganismo tiene soluciones para muchos problemas. Por una parte, es indiscutible hoy en día que una dieta vegana adecuada mejora el estado de salud, existen evidencias científicas de ello. Sin embargo, no me gusta relacionar veganismo con belleza, que mejora el cutis, etc. o tratar de ponerme como ejemplo porque supondría promover argumentos sexistas.

Por último, ¿cómo respondes a la típica comparación de que el sufrimiento humano debe estar por delante del sufrimiento animal, que se deben solucionar primero los problemas de las personas?
Peter Singer dijo que es completamente razonable trabajar por los derechos humanos y no comer carne. Ser vegano no implica ser activista en un sentido estricto de la palabra, pero simplemente eligiendo lo que comes ya estás siendo un activista. De todos modos, si tenemos en cuenta el número de seres vivos que están sufriendo y muriendo a causa del carnismo, muchos activistas se centran en tratar de ayudar al mayor número de ellos (que son los animales) y por eso eligen el veganismo. En cualquier caso, el tiempo y energía de las personas son limitados y no es posible dedicarlos a todas las causas necesarias, y, en mi opinión, aquellos que más critican a los activistas animalistas son aquellos que no trabajan por ninguna causa social.

Pin It on Pinterest

Share This