La acupuntura veterinaria es idónea para tratar un gran número de dolencias, por ejemplo, alergias, artritis, cojeras, debilidad en patas traseras, problemas respiratorios, gastrointestinales o en órganos concretos como el riñón o corazón. También es muy efectiva para mejorar la calidad de vida de animales mayores o con cáncer, ya que puede evitar los efectos secundarios de los medicamentos convencionales. En función de si se trata de dolencias agudas o crónicas, la duración y frecuencia de las sesiones de acupuntura varía.

La acupuntura puede complementarse, si es necesario, con productos de fitoterapia y nutrición específica. Por supuesto, un tratamiento de acupuntura se puede llevar a cabo solo o de forma paralela con uno basado en medicina convencional.

Pin It on Pinterest

Share This